jueves, 22 de septiembre de 2011

27 DE FEBRERO DIA DEL EJERCITO ECUATORIANO

27 DE FEBRERO: DIA DEL EJÉRCITO ECUATORIANO





Hazañas como de la Batalla de Tarqui del 27 de febrero de 1829, que cubrió de gloria a la Patria, motivaron a las autoridades, para declarar al 27 de febrero de cada año el DIA DEL EJERCITO ECUATORIANO, como símbolo de nuestra soberanía nacional. Al consagrar este día para rendir homenaje al Ejército Ecuatoriano, se ha meditado en la responsabilidad y filosofía del soldado ecuatoriano, quien ha sido en todos los tiempos de la historia un hombre arrojado, decidido, valeroso, inteligente, en las amenazas y usurpaciones, en las guerras y confrontaciones bélicas.

Ha prevalecido en su espíritu la defensa de la justicia, respeto al Ecuador, sostenimiento de los principios de la verdad e independencia, ha sido su pasión la defensa de la patria y sus sagrados derechos de acuerdo a la historia; ha participado con singular valor con el arma al brazo y la verdad en los labios, procurando alcanzar justicia, conquistar la verdad y los derechos, en el campo de batalla.

El Ejército Ecuatoriano es el depositario de la esperanza popular en ese ideal siempre presente, concreto y actuante, de la defensa nacional.

La integridad del país tiene su base en la vigilancia, en el estudio incesante, en la labor profesional y en su perfeccionamiento, en sus diversas y especializadas armas. Siempre ha existido en lo íntimo de la conciencia nacional el convencimiento de excelente vocación, de desprendimiento, disciplina y valor que constituyen los distintivos del Ejército Ecuatoriano.

No es un espejismo ni falsedad; su vida de rectitud, de sacrificio y fe en la patria, ha hecho del Ejército Ecuatoriano un sustento verdaderamente sólido para nuestra República. Cuando nacimos en la historia, tuvimos que hacernos dignos de nuestros padres y tuvimos que asegurar la defensa e intangibilidad de aquella herencia.

Siendo el Ejército Ecuatoriano, de base eminentemente popular, es justa la estimación que se tiene al soldado ecuatoriano, compatriota que expresa un sentir y convencimiento de raíz auténticamente ecuatoriana, como los nombres inmortales de los héroes que lucharon por el imperio del derecho, la justicia y respeto.

Se ama al país y se trabaja por su propiedad, pues allí esta con su aporte generoso el soldado ecuatoriano como parte de este pueblo.
La importancia del Ejército en torno al destino de la República es de imponderable valor, porque ejemplo nos dieron otros soldados como Bolívar, Sucre, Calderón, Alfaro, Vargas, Julio Andrade, Coral, Edmundo Chiriboga, Hugo Ortiz, Galo Molina, Minacho y muchos más. Los héroes de la Cordillera del Cóndor y del Alto Cenepa en 1995 fecundaron con su sangre la tierra sagrada del país.

A medida que pasa el tiempo y la vida se hace más conflictiva, más difícil abrumada de situaciones problemáticas, los ciudadanos todos, se sienten arraigados a su historia, a otros tiempos que fueron mejores.

Pues, aquí viene la ayuda del ciudadano uniformado, para colaborar en la solución de unos cuantos casos, de acuerdo a sus posibilidades que atañen a las diferentes especializaciones que poseen. Así, se ve con agrado desplegarse la atención médica, con Alas para la Salud, emprender en construcciones de caminos y carreteras, realizar la conscripción agraria, fomentar la agricultura y la producción agropecuaria; colaborar en el orden y paz de la República, contribuir a combatir la delincuencia, el hampa y el abuso; en fin, estar presente en muchas actividades que sean de beneficio para los conciudadanos y el país.

Justo es, en este día 27 de febrero, expresar el saludo sincero y fervoroso, al soldado ecuatoriano honra y prez de la Patria, que con pundonor, profesionalismo y convicción ética, moral del cumplimiento de sus deberes, levanta airoso el tricolor nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada